Inicio » Artículos jurídicos » ¿En qué cambian la Ley de Sociedades de Capital, el Código de Comercio, la Ley de Auditoría y la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva?
¿En qué cambian la Ley de Sociedades de Capital, el Código de Comercio, la Ley de Auditoría y la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva?

¿En qué cambian la Ley de Sociedades de Capital, el Código de Comercio, la Ley de Auditoría y la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva?

 

Maria Luisa de Alarcón. Socia de Fieldfisher JAUSAS

Núria Clemente. Asociada de Fieldfisher JAUSAS

Jordi Roca. Asociado de Fieldfisher JAUSAS        

Cristina Ruiz de Alda. Abogada de Fieldfisher JAUSAS

 

SUMARIO

1.- Modificaciones en la Ley de Sociedades de Capital (LSC)

2.- Modificaciones en el Código de Comercio y en la Ley de Auditoría

3.- Modificaciones en la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva

 

 El fin de año nos ha sorprendido con la publicación en el BOE del día 29 de diciembre de 2018, sábado, de la Ley 11/2018, de 28 de diciembre, cuya entrada en vigor además era inmediata: el día siguiente de su publicación en el BOE, es decir, el mismo 30 de diciembre de 2018, domingo.

La citada Ley viene a implementar la Directiva 2014/95/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de octubre de 2014, por la que se modifica la Directiva 2013/34/UE en lo que respecta a la divulgación de información no financiera e información sobre diversidad por parte de determinadas grandes empresas y determinados grupos, cuyo objetivo es  identificar riesgos para mejorar la sostenibilidad y aumentar la confianza de los inversores, los consumidores y la sociedad en general y para ello incrementa la divulgación no financiera , como pueden ser los factores sociales y medioambientales.

 

 

 

Estas obligaciones se regulan en distintas normas (Código de Comercio, Ley de Auditoría y Ley de Sociedades de Capital), de ahí que se modifiquen todas ellas, pero se ha aprovechado también en algunos casos, para introducir otras modificaciones, más allá de las que afectan a la citada información no financiera y sobre diversidad, como seguidamente analizamos; así, también se han modificado la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva (que comentaremos también) y en menor medida, la Ley de Emprendedores y la Ley de Servicios de Pagos. En estas dos últimas no nos detendremos por ser mínimas las modificaciones.

1.- Modificaciones en la Ley de Sociedades de Capital (LSC)

Son varias las modificaciones en esta LSC, aunque la más importante, que ya venía anunciándose desde hace meses, es la nueva redacción del artículo 348 bis, que de nuevo ha sido modificado. Las líneas básicas de la modificación son las siguientes:

 

  1. Voluntariedad del sistema. Ahora se contempla la posibilidad expresa de pacto estatutario en contra (presumimos que también parasocial), lo que en la anterior regulación no resultaba tan claro, en el bien entendido que la introducción del pacto modificativo del régimen legal supletorio (y la modificación de dicho pacto) exigen el simultáneo reconocimiento de un derecho de separación al socio.

 

  1. Se ha tratado de mejorar la redacción anterior, aprovechado la experiencia reciente para resolver problemas de cierta trascendencia:

 

  1. Presupuesto de hecho temporal: el derecho nace “trascurrido el quinto ejercicio desde la inscripción de la sociedad en el registro mercantil”. Se aclara que cabe separación con ocasión del quinto ejercicio suponemos que completo desde la inmatriculación.
  2. Legitimación del socio: Se aclara que legitimado es quien protesta la insuficiencia o el no-reconocimiento del dividendo …aunque haya votado a favor de percibir un dividendo menor del que constituye el mínimo legal.
  3. Umbral de dividendo legal mínimo: aquí la reforma es importante porque: (i) se rebaja la cuantía del dividendo mínimo al 25% que ahora se calcula sobre una cifra no controvertida (“beneficios obtenidos”); (ii) se subordina el reconocimiento de tal derecho a una actuación sistemática de la sociedad que se refiere a un periodo o ciclo de dividendos insuficientes (en consecuencia, no surge el dividendo cuando el total de los distribuidos durante los últimos cinco años equivale por lo menos al 25% de los beneficios legalmente distribuibles en dicho periodo).
  4. Se amplía el presupuesto subjetivo de la exclusión de la norma para incluir no solo a las sociedades cotizadas (admitidas a negociación en mercados regulados) sino también a las que cotizan en el MAB (“sistema multilateral de negociación”); las declaradas en concurso (es difícil imaginar que las concursadas hubieran declarado beneficios, la verdad); situaciones pre-concursales (acuerdos de refinanciación, propuesta anticipada de concurso; acuerdo extrajudicial de pagos) o, en fin, las sociedades anónimas deportivas; hay que tener presente que la normativa financiera contiene otras excepciones en entidades sujetas a supervisión especial.
  5. Por último, y esto sí constituye una importante novedad, se incluye una previsión con una minuciosa regulación que obliga a considerar los límites objetivos del reparto de dividendos en base consolidada (cfr. apartado 4 del nuevo artículo), para evitar que el socio dominante del holding no acuerde distribuir dividendos en las filiales para eludir el precepto.

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores
Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí
Por tan solo 9,9€/mes (IVA no incluido)

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Nuevas Directivas para adaptar los derechos de autor al Mercado único digital

Nuevas Directivas para adaptar los derechos de autor al Mercado único digital

Tras varios años de negociaciones, finalmente el Parlamento Europeo ha aprobado dos nuevas directivas para adecuar la protección de los derechos de autor al mercado único digital. Esta nueva normativa incluye mecanismos para facilitar el uso de derechos de autor y derechos afines de los contenidos de radio y televisión para transmisiones y retransmisiones digitales transfronterizas, por un lado y ... Leer Más »

La tipificación de los actos de confusión por la Ley de Defensa de la Competencia

La tipificación de los actos de confusión por la Ley de Defensa de la Competencia

Por Julio Bermúdez Madrigal. Associate Lawyer en Bird & Bird www.twobirds.com   La finalidad de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal (en adelante la “LCD”) fue, en palabras del legislador, “poner término a la tradicional situación de incertidumbre y desamparo que ha vivido el sector, creando un marco jurídico cierto y efectivo, que sea capaz de dar cauce ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Economist & Jurist