Inicio » Artículos jurídicos » El derecho de acrecer en la sucesión testada e intestada. Entre herederos forzosos, entre legatarios y usufructuarios
El derecho de acrecer en la sucesión testada e intestada. Entre herederos forzosos, entre legatarios y usufructuarios

El derecho de acrecer en la sucesión testada e intestada. Entre herederos forzosos, entre legatarios y usufructuarios

 

Por José Luis Casajuana Espinosa. Socio de JL Casajuana – Abogados

 

Sumario:

  • Introducción
  • Supuestos excluidos
  • En la sucesión testamentaria
  • Derecho de acrecer voluntario
  • Derecho de acrecer legal
  • En la sucesión intestada
  • Derecho foral

 

 

 

 

En la sucesión hereditaria ha de cumplirse el objetivo de la transmisión de todos los bienes, derechos, acciones y deudas del causante a sus causahabientes. Si el fallecido no determinó su voluntad transmisora post mortem el ordenamiento arbitra el régimen sucesorio abintestato. De la misma manera, si algún bien o porción de la herencia queda vacante la ley determina quién tiene derecho a adquirirlos. Esto puede ocurrir por falta de aptitud del llamado inicialmente a suceder (premoriencia, posmoriencia, no nacimiento del nasciturus, incumplimiento de condición suspensiva o fallecimiento antes de cumplirse dicha condición, indignidad,…) o bien por renuncia del sucesor. También puede aplicarse el derecho de acrecer en caso de disposiciones testamentarias nulas a favor de herederos conjuntos como ha señalado la jurisprudencia (SSTS de 8/03/1944, 6/11/1962 y 8/05/1979).

 

 

 

Introducción

 

El derecho de acrecer es uno de los remedios normativos para posibilitar la división y partición hereditaria en determinados supuestos en los que quedan vacantes elementos del caudal relicto.

Es una solución aplicable tanto a la sucesión testamentaria como a la intestada. Su regulación, de hecho, se inserta en el Código Civil dentro de las “Disposiciones comunes a las herencias por testamento y sin él”.

Según el estilo redactor de nuestro legislador decimonónico, el Código Civil no nos proporciona una definición del derecho de acrecer; lo presume conocido y se limita a establecer (art. 981 y siguientes) las normas para su aplicación. Como característica peculiar de esta institución podemos mencionar que la porción hereditaria que, en principio, queda sin destinatario pasa a engrosar la cuota de otro de los herederos o legatarios llamados a suceder. Esto lo diferencia de la sustitución y representación hereditarias, en donde los elementos vacantes pasan respectivamente a los sustitutos o a los herederos por representación.

El derecho de acrecer tendrá lugar no sólo entre herederos sino también entre legatarios y usufructuarios. Así lo dispone de manera explícita el art. 987 Cc; no hay motivo para que fuera de otro modo puesto que concurren las mismas razones para su aplicación que en el caso de los herederos.

Cuando no sea factible asignar a un coheredero o colegatario la porción vacante en una sucesión testamentaria –por no estar contemplada en el testamento y por no concurrir los requisitos prevenidos en el Código Civil– la solución para la plena transmisión sucesoria estará en complementarla mediante una sucesión abintestato (art. 986).

El resto del contenido es exclusivo para suscriptores
Inicie sesión si usted ya es suscriptor o  si aún no lo es Suscríbase aquí
Por tan solo 9,9€/mes (IVA no incluido)

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Nuevas Directivas para adaptar los derechos de autor al Mercado único digital

Nuevas Directivas para adaptar los derechos de autor al Mercado único digital

Tras varios años de negociaciones, finalmente el Parlamento Europeo ha aprobado dos nuevas directivas para adecuar la protección de los derechos de autor al mercado único digital. Esta nueva normativa incluye mecanismos para facilitar el uso de derechos de autor y derechos afines de los contenidos de radio y televisión para transmisiones y retransmisiones digitales transfronterizas, por un lado y ... Leer Más »

La tipificación de los actos de confusión por la Ley de Defensa de la Competencia

La tipificación de los actos de confusión por la Ley de Defensa de la Competencia

Por Julio Bermúdez Madrigal. Associate Lawyer en Bird & Bird www.twobirds.com   La finalidad de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal (en adelante la “LCD”) fue, en palabras del legislador, “poner término a la tradicional situación de incertidumbre y desamparo que ha vivido el sector, creando un marco jurídico cierto y efectivo, que sea capaz de dar cauce ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Economist & Jurist