Inicio » Actualidad Jurídica » Jurisprudencia » En el delito de desobediencia a la autoridad judicial es suficiente con querer incumplir el mandato judicial
En el delito de desobediencia a la autoridad judicial es suficiente con querer incumplir el mandato judicial

En el delito de desobediencia a la autoridad judicial es suficiente con querer incumplir el mandato judicial

En una reciente sentencia, el Tribunal Supremo ha establecido que el dolo exigible en el delito de desobediencia, no consiste en querer cometer un delito de desobediencia; sino en querer incumplir un mandato judicial.

Así pues, la conciencia de antijuridicidad como elemento del delito de desobediencia no requiere el conocimiento concreto de la norma penal que castiga el comportamiento de que se trate, ni tampoco el conocimiento de que genéricamente el hecho está castigado como delito.  La tesis de que sin notificación y sin requerimiento personales el delito de desobediencia previsto en el art. 410 del CP no llega a cometerse obliga a importantes matices.

En efecto, es entendible que en aquellas ocasiones en las que el delito de desobediencia se imputa a un particular (cfr. arts. 556, 348.4.c, 616 quáter CP), el carácter personal del requerimiento adquiera una relevancia singular. Sólo así se evita el sinsentido de que un ciudadano sea condenado penalmente por el simple hecho de desatender el mandato abstracto ínsito en una norma imperativa. Sin embargo, en aquellas otras ocasiones en las que el mandato está incluido en una resolución judicial o en una decisión u orden de la autoridad superior (cfr. art. 410.1 CP) y se dirige, no a un particular, sino a una autoridad o funcionario público, la exigencia de notificación personal del requerimiento ha de ser necesariamente modulada. Lo decisivo en tales casos es que la falta de acatamiento, ya sea a título individual por el funcionario concernido, ya como integrante del órgano colegiado en el que aquél se integra, sea la expresión de una contumaz rebeldía frente a lo ordenado. Lo verdaderamente decisivo es que el funcionario o la autoridad a la que se dirige el mandato tenga conocimiento de su existencia y, sobre todo, del deber de acatamiento que le incumbe.

Por lo tanto, ha de presumirse el conocimiento del deber de acatamiento de las resoluciones del Tribunal Constitucional.  Señalar también que la providencia del Tribunal Constitucional y su obligatoriedad  sirve como elementos típicos del delito de desobediencia que sobre la misma se produjo. El propio estatuto catalán (artículo 122) prescribe un límite claro a la competencia autonómica en materia de consultas populares permitiendo solo las consultas populares que entran dentro de la competencia de la Comunidad Autónoma de Cataluña, es decir tienen que ceñirse al “ámbito de sus competencias”, cosa que aquí no se produce, porque el objeto de la consulta convocada es inconstitucional en su totalidad, en cuanto viciadas de incompetencia.

 

Puede leer el texto completo de la sentencia www.globaleconomistjurist.com Marginal:70859533

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Contenidos relacionados

Ver Todos >>

Hay fraude de ley si no es necesario el endeudamiento de una entidad para realizar una operación

Hay fraude de ley si no es necesario el endeudamiento de una entidad para realizar una operación

Según una Resolución del Tribunal Económico Administrativo Central, ha habido un fraude de ley por considerar “no deducibles los gastos financieros derivados del endeudamiento soportado con entidades del grupo y relacionados con operaciones de adquisición de participaciones de sociedades del grupo”. Partiendo de esa base, se ha tenido en cuenta la evolución del endeudamiento del sujeto pasivo-recurrente. En el acuerdo donde se ... Leer Más »

El mero hecho de negarse a cumplir el servicio militar no es motivo para la concesión de la condición de refugiado

El seguro de responsabilidad civil incluye un factor social

El seguro de responsabilidad civil incluye un factor social

Se dictamina que el administrador de una mercantil es el autor de un delito de estafa, en concurso con un delito continuado de falsedad; además de declarar que una de las compañías de seguro de las que servía de intermediador es responsable civil directa para indemnizar a las víctimas de los delitos cometidos. No obstante, la compañía aseguradora entiende que se ha ... Leer Más »

La Administración debe indemnizarnos cuando se produzca alguna lesión por el funcionamiento de los servicios públicos

La Administración debe indemnizarnos cuando se produzca alguna lesión por el funcionamiento de los servicios públicos

Cabe que haya un resarcimiento a cargo de la Administración cuando ésta funcione mal en base al artículo 106.2 de la Constitución Española. En este recurso ante la Audiencia Nacional, se plantea además sobre la prescripción. Según el Abogado del Estado, el plazo de prescripción de la acción administrativa, pues todo se origina en una sanción confirmada en el orden ... Leer Más »

En todo juicio es necesario la carga probatoria de un hecho delictivo

En todo juicio es necesario la carga probatoria de un hecho delictivo

La presunción de inocencia, reconocida en el artículo 24 de la Constitución Española, está sujeta a una actividad probatoria de si se ha cometido un hecho delictivo o no. En este caso, la Audiencia Nacional tiene en cuenta que en el delito de abuso sexual, conforme a los hechos relatados y a los acontecimientos ocurridos, no hay “insuficiencia o falta de racionalidad ... Leer Más »

Ver más contenidos en esta categoría >>

Economist & Jurist